domingo, 24 de marzo de 2013

Cómo ser una mujer elegante


10 consejos para convertirte en una mujer elegante:

1.  Piensa en quién eres con una sonrisa. Eres especial y única. Debes “sentirte” elegante para que otros te “vean” elegante.
Cómo ser elegante.
.2.Cuida tu vocabulario. Utilizar palabras vulgares y soeces te puede parecer una manera de ejercitar tu derecho a la libertad, sin embargo cuando utilizas un vocabulario sucio, haces ver que estás sucia por dentro. Lo que te sale de la boca es lo que llevas dentro. Piensa, por el contrario, que eres libre para no usar vocabulario soez.
.3.No despotriques contra otra persona, ni amenaces a alguien en público. No ridiculices ni humilles a nadie delante de otros. No hay nada menos elegante que ver a una mujer en “modo ataque”. Si hay algo que solucionar, es preferible hacerlo de manera civilizada y sosegada. De esa manera, las personas a tu alrededor te respetarán y te tomarán en serio.
.4.No masques chicle cuando tengas una reunión, una entrevista o una cita. El ruido y el movimiento bucal que provoca es, sencillamente, poco elegante y poco profesional.
.5.Viste conforme a tu edad. Si tienes cuarenta años no puedes vestirte como una quinceañera. Aunque tú pienses que te queda bien, la gente, sin falta, se reirá de ti. Haces el ridículo y eso te resta dignidad. No te tomarán en serio.
.6.Viste conforme a tu profesión y conforme a la ocasión. Gran parte de ser elegante es saber qué ponerse en cada momento. Ignorarlo es cosa de necios.
.7.No necesitas ropa cara. La elegancia no tiene nada que ver con el dinero. Tampoco necesitas muchos complementos. La simplicidad suele ser más elegante.
Mujer y dama
.8.No utilices prendas demasiado apretadas o cortas. Enseñar mucha piel o embutirnos en tallas pequeñas no es, ni de lejos, elegante. Revelar cada grumo de celulitis, rosco abdominal o llevar escotes tan abiertos que los pechos parecen salirse, no deja nada para la imaginación y, en la mayoría de los casos, causa vergüenza ajena y estupor.
.9.¡Cuidado con los tacones!Caminar dando zancadas torpes y aparatosas porque los tacones se han convertido en instrumentos de tortura no tiene nada de elegante. Usar tacones comedidos te ayudarán a caminar con gracia. El truco, de todas maneras, está en saber cómo mover las caderas.
.10.Usa un maquillaje natural. El maquillaje “teatral” queda bien para fiestas y ocasiones especiales, pero para el día a día, lo natural es lo más bello. Un maquillaje sobrecargado y obvio causa risas mal disimuladas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada